Saltar al contenido

Fobias específicas

Las fobias específicas son trastornos de ansiedad comunes que afectan a cerca del 8% de los adultos en un período dado de 12 meses. Las fobias específicas más comunes son el miedo a los animales (zoofobia), el miedo a las alturas (acrofobia) y el miedo a las tormentas (astrafobia o brontofobia). Al menos el 5% de la población presenta como mínimo un cierto grado de aprensión ante la visión de sangre o heridas o ante el hecho de recibir inyecciones. Las personas que tienen una fobia específica a menudo tienen 2 o más fobias. Las personas que padecen una fobia específica evitan las situaciones u objetos concretos que les provocan miedo y ansiedad, o bien los soportan con gran angustia, llegando incluso a veces a sufrir una crisis de angustia a consecuencia de ello. Sin embargo, reconocen que su ansiedad es excesiva y por ello son conscientes de que tienen un problema.

Algunas fobias específicas causan pocos inconvenientes a la persona que las padece; por ejemplo, un habitante de una zona urbana que padezca miedo a las serpientes no tendrá probablemente ningún problema para evitarlas. No obstante, otras fobias específicas pueden interferir en gran manera con las actividades normales de la persona afectada. Por ejemplo, un habitante de la ciudad que teme a los ascensores se los encuentra con frecuencia y, por lo tanto, se enfrenta a una difícil elección: evitar una situación laboral importante, subir muchas escaleras o soportar el viaje en ascensor con gran incomodidad.

Desde la clínica de la Doctora Teresa Aparicio aconsejamos que visites a un especialista para que pueda obtener un diagnóstico médico.

Abrir chat
Bienvenido a la clinica de la Dra. Teresa Aparicio, ¿en que podemos ayudarle?